Blog gratis
Reportar
Editar
¡Crea tu blog!
Juegos gratis
¡Sorpréndeme!
Conoce nuevos amigos en nuestro chat
img
img

 

 

SIEMPRE LIBROS
Blog de leticiajopre

img
img
01 de Agosto, 2015 · General


Elena Shvarts nació en 1848 y murió en 2010 cuando había llegado a su madurez literaria. Elena estudió un poco de literatura en la universidad y otro poco de teatro. Escribió algunos artículos en revistas, escribió en prosa pero había nacido para la poesía y lo mejor de ella está en sus hondos y bellos poemas publicados en unos catorce libros. "Canto de pájaros en el fondo del mar", "Solo en el tubo de calefacción" y "El vino del séptimo año", son tres títulos que pintan su estilo. Pero, lo que es una lástima es que ella sea rusa y nosotros (por lo menos yo) no sepamos ni saludar en ruso. Esto provoca lo de siempre cuando hay que traducir poesía: no saber si se lee al poeta o al traductor. Como sea, lo que se lee en inglés de ella es demasiado bueno como para ser cosa de traductores. Convencida de estar leyendo a una buena poeta y de creer que mucho análisis literario poco sirve y, además, (y como me lo enseñó un notable escritor argentino) sabiendo que la poesía se defiende sola, pongo un poema de Elena ya que como muestra basta un botón, según dicen en las mercerías.

Estaba pensando: dios me ha abandonado
por lo tanto, qué hay de la obra - él es un rayo de luz sin precio
o una aguja delgada en el pajar del hombre. Y cruel.
Lo he apartado de mí  - no me atormentes más
pero, ¿cuál de nosotros es más cruel? ¿Más de temer?
El que no tiene cuerpo, por supuesto.
Él nos ha hecho interminable inmensidad.
Por lo tanto, nuestro dolor no tendrá límites.
(traducido del inglés)
publicado por leticiajopre a las 18:19 · Sin comentarios  ·  Recomendar
01 de Abril, 2015 · General



Edward Estlin Cummings, más conocido como e.e. cummings (con el nombre abreviado y en minúscula, lo que fue una idea de los editores para relacionarlo con su modo de escribir) nació en1894, en Cambridge, Massachusetts, Estados Unidos. Su padre era un ministro protestante y profesor de Harvard, donde Edward consigue su licenciatura y se va a la primera guerra mundial como voluntario. Los franceses lo meten preso por considerarlo un traidor. Él era un pacifista y se le ocurrió escribir unas cartas en contra de la guerra y de las autoridades. La experiencia le sirvió para escribir "Una habitación enorme", una novela autobiográfica que no agrega mucho a su obra. Recién al publicar, en 1922, su libro de poemas "Tulipanes y Chimeneas" (Tulips and Chimneys) hace saber que es un poeta distinto.
A partir de entonces, en sus poemas trata el lenguaje y las formas a su manera y como se le da a gana. Pero, si se le ocurría, podía escribir el soneto más tradicional. El sexo, lo espiritual, la naturaleza, están en sus versos dominados más por la creatividad del lenguaje que por la novedad de las ideas. Fue un vanguardista con algunas ideas de izquierda de las que se desanimó después de viajar a la Unión Soviética. Y si bien escribió algunas novelas, obras de teatro y ensayos, y se dedicó a pintar y dibujar, fue, esencialmente, un poeta, uno de los más trascendentes de la literatura estadounidense.
A pesar de la casi imposible traducción de sus versos (de todos los versos de cualquier poeta), muestro uno, traducido de forma imprecisa, como muestra de su ruptura de las formas típicas del poema.

Mi amor

mi amor
tu cabello es un reino
el rey de lo cual es la oscuridad
tu frente es un vuelo de flores

tu cabeza es un bosque veloz
lleno de pájaros dormidos
tus pechos son enjambres de abejas blancas
en la rama de tu cuerpo
tu cuerpo para mí es abril
en sus axilas llega la primavera

tus muslos son caballos blancos uncidos a un carro
de reyes
son la atracción de un buen trovador
siempre es agradable una canción

mi amor
tu cabeza es un ataúd
de la  joya fresca de tu mente
el pelo de tu cabeza es un guerrero
inocente de la derrota
tus cabellos sobre tus hombros son un ejército
victorioso y con trompetas

tus piernas son árboles de sueño
del fruto que duerme y produce el olvido

tus labios son sátrapas escarlatas en
ellos los besos son deseos de reyes
tus muñecas son
como guardianes de las llaves de tu sangre
sobre tus pies tus tobillos son las flores en floreros
de plata

en tu belleza está el dilema de las flautas

tus ojos son la traición
de campanas escuchadas a través del incienso.







publicado por leticiajopre a las 14:35 · Sin comentarios  ·  Recomendar
02 de Marzo, 2015 · General


José Portogalo (1904-1973), nació en Calabria, Italia, y se hizo argentino. Su madre era lavandera y él, desde los cinco años, lustró zapatos para ganarse la vida. Creció en la miseria y, de adolescente, trabajó de albañil y vendedor de pescados. Buen bailarín de tango, se destacó y tuvo alumnos. Amigos de Carlos de la Púa, unidos por la poesía, la ideología, y la pobreza que los juntó en la calle siendo niños, fue otro de los integrantes del Grupo Boedo.
Anarquista, luchador incansable por los derechos del hombre, parado en la vereda de enfrente de los intelectuales de la oligarquía, fue periodista y, sobre todo, poeta. La suya es una poesía sin concesiones, crítica, áspera, sin medias palabras, que, ante los timoratos de la época y la literatura oficial, llegó a ser considerada "pornográfica y subversiva". Entre lo que publicó: "Tumulto", "Destino del canto", "Letra para Juan Tango", "Poemas con habitantes", entre otros de calidad pareja. Y, siendo que "como muestra basta un botón", mejor leerlo un poco.

Un poema a las seis de la mañana

Podría cantar la desalquilada vigilia de las prostitutas,

el motín callejero de los gorriones en la urbe,

de mis manos inválidas, de mis pies doloridos.

Pero el canto de un gallo

que abre la mañana con los dedos de un ángel sin aureola,

suena en mi corazón -íntimamente-

y en mi sangre

alza su tono de armónica meridional

para recordarme que soy un hombre huérfano en mi ciudad.

Mi ciudad: La de las grandes riquezas y las grandes miserias.

La de los grandes chantajistas de guantes color patito:

Gerentes de banco. Presidentes de asociaciones patrióticas:

Directores de grandes rotativos. Críticos de Arte. Periodistas.

Urruchúa los pintaría con una ganzúa en los labios

y el alma junto a tu vos que enrula un tango de Filiberto.

Sé que me querrías si te hablara de amor,

aunque te desangres diez horas en una fábrica de tejidos,

y sufres el asedio de un gerente mulato

-oblicuo como la sombra de una pared a media noche-

Porque tú necesitas un hombre, amiga, y yo necesito una mujer.



publicado por leticiajopre a las 16:56 · Sin comentarios  ·  Recomendar
08 de Febrero, 2015 · General



Maxine Kumin, que nació con el apellido Winokur hasta que lo cambió por el de su marido, que nació en 1925 y murió en 2014, fue una poeta estadounidense que nació de padres judíos pero que se educó en colegios católicos. Es posible que esto le sirviera para ensanchar su mente y tener una comprensión especial de la vida. Amiga de Anne Sexton, con la que comió pocas horas antes de que se suicidara, sus poemas, como los de otra suicida, Sylvia Plath, tienen mucho de confesionales. 
En su poema "Olvido" alude a Anne, muerta en la cochera de su casa, y a Sylvia, que metió la cabeza en el horno de la cocina a oler gas: "Hay una docena de maneras para hacerlo / desde la popa de un barco / píldoras, la cabeza en el horno o / envuelto en el viejo visón de su madre / en la cochera, un ladrillo en el acelerador / el motor del Cougar zumbando / mientras ella cruzaba". 
Kumin observa lo que tiene a su alrededor y lo cuenta cuidando los detalles, de un modo sencillo y esquivando la retórica. "Después, el compromiso / los cuerpos reanudan sus límites", Tal vez, su manera de escribir se corresponda a su forma de vid como profesora de literatura inglesa y granjera en New Hampshire, dedicada, junto a su marido, a la cría de caballos. Sin tragedias, sin una existencia vibrante, incorporada del modo apropiado al sistema, incluso, como corresponde a los años en que vivió, tuvo sus momentos de protesta contra el racismo y, por supuesto, el honor del premio Pulitzer. 

publicado por leticiajopre a las 15:00 · Sin comentarios  ·  Recomendar
18 de Septiembre, 2014 · General

Flannery O´Connor (1925-1964), escribió dos novelas, "Sangre Sabia" (Wise Blood) y "Los violentos lo arrebatan" ("The Violent Bear It Away") y más de treinta relatos cortos que, quizás, sean lo mejor de ella. 
Flannery es una escritora que, como William Faulkner, crea personajes y situaciones turbulentos. Todo parece ser parte de un infierno terrestre en el que las historias se desarrollan sin piedad alguna. La violencia, el pragmatismo, la individualidad, un poco de sadismo, un tanto, o bastante, de moral católica, sostienen sus relatos. 
Nathaniel Hawthorne y Edgar Allan Poe puede que sean sus precursores y que su estilo tenga algo de Henry James. Lo cierto es que esta mujer ha escrito varios de los mejores cuentos de la literatura: "Revelación" ("Revelation") o "La buena gente del campo" ("Good Country People"), son dos muestras de su profundidad y agudeza. 
Como otras escritoras del sur estadounidense, Carson Mc Cullers, Eudora Welty o Katherina-Anne Porter, describiendo los ambientes sureños consigue universalidad. Enferma de lupus, como su padre, padece varias internaciones en hospitales hasta que muere a los 39 años, seguramente, convertida en una de las más notables figuras de la literatura del siglo XX.
publicado por leticiajopre a las 17:38 · Sin comentarios  ·  Recomendar
04 de Julio, 2014 · General

Emily Elizabeth Dickinson nación en Massachusetts, Estados Unidos, en 1830 y murió en 1886. Mientras vivió, apenas publicó cinco poemas. Después de su muerte, se supo que había sido una de las más notables poetas de la historia de la literatura
Creció en uno de esos hogares puritanos típicos de la sociedad norteamericana del siglo XIX. Aunque fue poco tiempo a la escuela, tuvo una esmerada educación y era dueña de una sólida cultura, cosa poco frecuente en las mujeres de su tiempo. Sumisa a los mandatos paternos, demoró en rebelarse. Su rebelión nunca fue completa y, de algún modo, se mantuvo dentro de los cánones establecidos. Al punto que la mayor parte de su vida la pasó encerrada en los cuartos de su casa. Pero no se privó de tener algunos amores difíciles y prohibidos. El físico Newton le escribió apasionadas cartas que insinúan una relación secreta, y, es muy probable, tuvo una singular relación con Charles Wadsworth, un pastor prebisteriano con esposa y familia. La reclusión de Emily comenzó después de la muerte del pastor y el físico. Incluso, dado que sus poemas suelen estar dirigidos a un amor prohibido y oculto, se ha creído ver algo más que una relación de amistad con Susan Huntington, su amiga más cercana, la que parece ser la verdadera fuente de su inspiración.
Escribiendo la mitad de sus poemas en una métrica propia de las baladas y los himnos religiosos, realizó una poesía íntima, intensa, sutil y bella. Emily escribió versos como: "Toda una vida para conocernos el uno al otro / A quien nunca podremos conocer / Y de vez en cuando un cambio / Llamado cielo". También: "El águila de su nido no se despoja / Sin embargo, gana el cielo más fácilmente que tú". 
Emily, que escribió más de ochocientos poemas en un estilo tan propio que resulta imposible la imitación, fue una mujer apasionada, inteligente y sensible capaz de crear un universo de poesía casi sin salir de su casa. No le hizo falta, la poesía estaba en ella.

publicado por leticiajopre a las 16:22 · Sin comentarios  ·  Recomendar
09 de Mayo, 2014 · General



Macedonio Fernández
, que nació en 1874 y se murió en 1952, es uno de los escritores argentinos más nombrados por otros escritores, sobre todo, los de su tiempo. Dedicado a escribir un poco de todo y sobre todo, calmando su hipocondría metiéndose en cama durante semanas, fue convirtiéndose en uno de esos personajes míticos cada vez menos leído. 
Un poco haciendo literatura y otro poco, filosofía, escribe "No toda es vigilia la de los ojos abiertos" y "Museo de la novela de la Eterna", quizás, lo mejor que escribió. 
La obra de Macedonio se caracteriza por su cualidad de inclasificable; de escritos con humor y con hondura que transmiten pensamientos sobre cada cosa y sobre el universo, sobre los conocido y lo misterioso. Pero, es posible que sea cierto aquello que Borges dijo de él: que era mejor orador que escritor. Tal vez sea la razón por la que en lo que se lee se nota lo bueno pero es como si algo faltara para que sea una obra de esas que se suben a un pico alto de la literatura. Es como si Macedonio fuera más que su obra. Los libros perduran por sí mismos. Los que los escribieron les van detrás; cuando mucho, al lado. En Macedonio es al revés. Su obra queda relegada frente a él mismo. De Macedonio se habla por Macedonio

publicado por leticiajopre a las 16:52 · Sin comentarios  ·  Recomendar
04 de Enero, 2014 · General


John Keats fue un poeta inglés al que, en su tiempo, criticaron duramente. Nada que no sea común en los críticos, que se caracterizan por aplaudir lo mediocre y ser incapaces de reconocer lo superior (quizás por padecer el síndrome del "Escritor frustrado", del cuento de Roberto Arlt.
Keats se murió demasiado joven, a los 26 años. Le alcanzó para ser considerado, muchos años después de su muerte, naturalmente, uno de los máximos poetas ingleses, quizás el mejor. 
En castellano se lo lee poco y nada. Casi es un poeta para exquisitos. Tampoco es raro. Más bien, lo habitual en los casos de grandes literatos. Siempre predominan los mediocres puestos de moda por la propaganda montada desde las editoriales a través de sus agentes, los periodistas y los productores y conductores de programas radiales y televisivos.
"Esta mano viviente, ahora cálida y capaz/de dar un apretón honrado, si estuviera fría/y en el silencio helado de la tumba/tanto rondaría tus días y refrescaría tus noches de sueño/que tú desearías que tu propio corazón se secara de sangre/para que la vida roja corriera de nuevo por mis venas/y tu conciencia volviera a estar tranquila -mira, aquí está". Escribió.
publicado por leticiajopre a las 15:11 · Sin comentarios  ·  Recomendar
15 de Octubre, 2013 · General












Witold Gombrowicz, que nació en 1904 y murió en 1969, era polaco y vivió muchos años en Argentina. Vino a una especie de congreso de escritores y no pudo volver a Polonia. Los nazis la habían invadido. Al principio, se reunió con la élite intelectual, Borges, Bioy, las hermanas Ocampo. Pero se apartó muy rápido de ellos. Los consideró unos tilingos, acreditándole talento solamente a Borges. De ahí en adelante, con su homosexualidad más o menos escondida,  hizo algunos trabajos que no tenían nada que ver con el oficio de escritor. Unos pocos se acercaban a escucharlo y muy pocos, casi nadie, conocía sus libros. Tampoco eran demasiados. En Polonia, había escrito “Bakakai” y “Ferdydurke”.

Con casi quince años, o más, sin escribir, publica "Trasatlántico”, con algo de autobiográfica. Al final, se va del país y vuelve a Europa. Edita “Diario Argentino”, una obra personal y su obra maestra, y "Cosmos", como se llama en la traducción argentina. Cuando ya no está, los escritores argentinos se enteran que han tenido durante más de veinte años a uno de los más grandes escritores del siglo XX. En Europa, se le considera a la par de Kafka y Joyce por su creatividad, vanguardismo y profundidad.

De todos modos, no se lo nombra demasiado. No es raro. Siempre se habla de unos pocos. A los demás, aunque sean mejores (como lo es Gombrowicz sin duda alguna) se los relega. ¿El motivo? Para que se hable de un escritor, este debe cumplir dos requisitos: recibir promoción de una editorial y juntarse con otros escritores para pasar la vida elogiándose los unos a los otros. Como Borges elogió durante años a Bianco, que no es más que un escritor del montón. Sin embargo, a pesar de haber comido con él, no hizo mayores elogios de Gombrowicz.  La explicación está en lo que dijo el señor Witold en su “Diario”, a él  no le gustaba juntarse con tilingos. 
publicado por leticiajopre a las 17:24 · Sin comentarios  ·  Recomendar
11 de Septiembre, 2011 · General

Leónida Barletta, que nació en 1902 y murió en 1975, fue un escritor argentino. Uno de esos escritores de los que se habla durante años y, después, van cayendo en un seguro olvido. 
Barletta fue escritor y dramaturgo, también periodista. Se caracterizó por su comprometida posición social como hombre de izquierda. Integrante del Grupo de Boedo, formado por escritores provenientes de clases bajas, opositor al Grupo de Florida, donde se asentaban los escritores ricos y de apellido, como Borges, Bioy Casares y otros.
Barletta fue director de uno de los proyectos teatrales más importantes que tuvo Argentina: El Teatro del Pueblo. En este teatro se presentaron durante muchos años las obras de dramaturgos marginales y obras de incidencia social. 
Como escritor, se preocupó de los temas que lo desvelaban: la pobreza y las diferencias de clases. Los sentimientos, las acciones cotidianas de personajes pobres o de clases medias bajas fueron constantes en su obra.
"Cuentos del hombbre que le daba de comer a su sombra", "Cuentos realistas", "Vidas perdidas", "La felicidad gris", son algunos de sus libros. En todos, muestra sus preocupaciones y su capacidad de describir lo real tanto como de construir historias fantásticas. 
Uno más de los, cada vez, más numerosos buenos escritores argentino olvidados. Y otra vez, y no casualmente, no perteneciente al círculo dorado de los escritores de la alta burguesía argentina o ligados a ella. 
publicado por leticiajopre a las 19:46 · Sin comentarios  ·  Recomendar
img
.Sobre mí
FOTO

Leticia Jopre



» Ver perfil

img
.Buscador
Blog   Web
img
.Tópicos
» General (22)
img
.Nube de tags [?]
img
.Secciones
» Inicio
img
.Enlaces
img
.Más leídos
» ALEJANDRA PIZARNIK
» ALFREDO VARELA
» ANNE SEXTON
» BERNARDO KORDON
» DAFNE VILLACOA, LA BUSCADORA DE SUEÑOS
» ELIAS CASTELNUOVO
» ESCRITORES MARGINALES
» ESCRITOS PÓSTUMOS Y POESÍAS DE HERMAN LAUSCHER
» LEÓNIDAS BARLETTA
» ROBERTO MARIANI
img
.Se comenta...
» ESCRITOS PÓSTUMOS Y POESÍAS DE HERMAN LAUSCHER
1 Comentario: leonardo
» BERNARDO KORDON
1 Comentario: Edgardo Kordon
img img
FULLServices Network | Crear blog | Privacidad